Un perro de la raza Pitbull atacó a su dueña cuando intentaba acariciarlo y le arrancó parte de la cara en la ciudad argentina de Mendoza.

La mujer sufrió heridas graves en el rostro tras ser atacada por un perro pitbull que había adoptado hace un mes, por lo que debió ser operada.

El ataque, según medios locales, ocurrió el 25 de enero cuando la mujer de 32 años estaba en el fondo de su casa con su hija de 11, quien jugaba con el perro.

“De manera instantánea la atacó, le saltó a la cara sin razón y sin motivo. Le sacó todo toda una parte de la mandíbula, todo el cachete”, contó Julio, esposo de la víctima.

“Gracias a Dios que estaba atado porque si no hubiese sido otro ataque y capaz que no la estábamos contando. Estos perros tienen instinto de saltar al cuello, le agradezco a Dios que le agarró la cara y no el cuello”, agregó.