bienes

Un total de 11 inmuebles incautó ayer la Fiscalía General de la República (FGR) al expresidente de la Asamblea Legislativa Sigfrido Reyes y su familia, quienes son investigados por los delitos de lavado de dinero, peculado y agrupaciones ilícitas.

La Fiscalía detalló que siete inmuebles están a nombre del exdiputado Reyes y cuatro a nombres de Byron Enrique Larrazábal Arévalo y Vanessa María Paredes Cartín.

 «Los principales afectados en esta investigación son Sigfrido Reyes Byron Enrique Larrazábal Arévalo, la sociedad L&M Asociados relacionadas con el señor Byron Arévalo, Lubbex S.A. de C.V., relacionada tanto con el señor Sigfrido Reyes como con Byron Arévalo y la señora Vanesa María Paredes Cartín», dijo el fiscal del caso.

El representante del ministerio Público explicó que los imputados son investigados por casos de lavado de dinero y peculado [apropiarse de bienes del Estado] y por eso les incautan los bienes vinculados a actividades ilícitas.

«Estas actividades ilícitas han permitido tanto la adquisición como el cambio de inmuebles que han tenido un origen ilícito, también a estos afectados se les ha determinado un incremento patrimonial no justificado en actividades licitas», agregó.

Con esta materialización de bienes ya suman 30 incautaciones que la Fiscalía ha realizado al diputado asilado en México, a su familia y a su socio. Lo materializado asciende a un monto de $2 millones, de acuerdo con el ministerio Público. Todos los bienes son administrados por el Conab.

Al respecto, Sigfrido Reyes reaccionó a través de su cuenta de Twitter y dijo que las incautaciones de sus bienes son parte de las represalias, además las calificó de show mediático. Aseguró que el caso lo ha perdido el fiscal general Raúl Melara y la medida solo busca presionar a los jueces.

INVESTIGACIONES

En febrero de 2020, la FGR demandó civilmente a Reyes junto con su esposa e hijo por presunto enriquecimiento ilícito de $472,464.04, que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) detectó en el período del 1° de mayo de 2006 al 30 de abril de 2015.

Probidad detalló que en las declaraciones de patrimonio del prófugo se encontraron irregularidades vinculadas a depósitos bancarios, adquisición de inmuebles en zonas exclusivas de Nuevo Cuscatlán e inversión en compra de vehículos.

Sin embargo, a principios del año la investigación contra Reyes por presunto enriquecimiento ilícito fue frenada por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) al admitir un amparo en el que se alega que los indicios que configuran este delito no fueron bien fundamentados.