Cada vez hay más conciencia de que los animales no son cosas y por ende, como existen leyes que los protegen, cuando alguien ve una situación de maltrato, suele denunciarla de inmediato.

Tal como ocurrió en Brasil, donde un caballo fue víctima de lo que un par de profesores consideró “arte”. Resulta que en medio de un campamento escolar con niños pequeños. Las personas a cargo de la Sociedad Hípica de Brasilia del Centro Educativo realizaron una “actividad pedagógica” para que los pequeños se entretuvieran y además desarrollaran sus capacidades artísticas.

El problema es que usaron a un caballo como lienzo para que pintaran con lápices y otras pinturas. Como resultado, una imagen del animal totalmente pintado de diversos colores anda dando vueltas por redes sociales, causando la indignación tanto de animalistas, como de personas conscientes con el maltrato animal.

“Mientras tratamos de educar a los niños para que tengamos una sociedad más consciente, que sepan respetar todas las formas de vida, nos encontramos con algo absurdo” comenzó diciendo en la imagen la abogada y activista Ana Paula Vasconcelos, quien además aseguró que desde la institución “dijeron que era un caballo rescatado, pero eso no justifica, la crueldad es la misma”.

Sin embargo, los encargados dijeron luego que el animal no había sufrido estrés y que se encontraba en perfectas condiciones a pesar de estar rayado en su lomo, patas y hocico. Por su parte el responsable de marketing de la Escuela, dijo que la pintura utilizada no era tóxica ni para los niños ni para los caballos.

Finalmente, para corroborar el estado de salud del animal fueron a revisarlo los fiscales del Instituto Brasilia Ambiental y del Instituto Brasileño del Medio Ambiente y concluyeron que el caballo no había sufrido malos tratos y estaba en buenas condiciones.