preso

Reino Unido: Este miércoles tuvo lugar el juicio por la muerte de Richard Huckle, un violador de niños conocido como «el peor pedófilo de Reino Unido». Según ha revelado la Fiscalía, el criminal -que cumplía 22 cadenas perpetuas por abusar de casi 200 niños- fue asesinado por otro preso en la cárcel.

Se trata de Paul Fitzgerald, quien atacó a Huckle porque quería que «sintiera lo que sentían todos esos niños», por lo que le clavó un bolígrafo por la nariz hasta llegar al cerebro, lo estranguló con una cuerda y le insertó un utensilio de cocina por el ano.

Según informa el diario ‘Metro‘, el fiscal Alistair Neil Macdonald dijo en el juicio que la inserción de objetos en el ano y el cerebro de Huckle era «una forma de castigo» por los delitos que había cometido.

Además, explicó que el ataque fue «cuidadosamente planeado y considerado» por Fitzgerald, de 30 años, quien fue encarcelado indefinidamente en 2009 por un ataque sexual a un paseador de perros.

A pesar de que la defensa alega que se trató de un homicidio involuntario, el fiscal destacó en el juicio que el acusado aseguró ante un doctor que su ataque fue «justicia poética».

«Este es un hombre que viola y abusa de los niños por diversión. Él también podría haberlos matado. Cuando lo acosté con los pantalones bajados y supo lo que venía, no lo disfrutó, estoy seguro. Se trataba de que él probara eso«, contó en esa confesión ante el doctor.