Con tan solo 13 años de edad, Daria informó a sus padres que está embarazada de Iván, un menor de 10 años con quien asegura, tuvo relaciones en su casa, mientras su madre no se encontraba.

Los menores explicaron, durante una entrevista para un programa de televisión de Rusia, cómo se conocieron y cómo fue que tuvieron su “primera vez”.

Daria comentó que un amigo suyo los presentó y aseguró que, desde el momento en que se vieron se enamoraron. Además, dijo que intentan pasar el mayor tiempo posible juntos y señaló que les encanta caminar juntos de la mano y besarse.

Dijo que ella y su novio aprovecharon un momento a solas en casa de él, cuando su mamá salió; explicó que “después de que lo hicimos por primera vez, nos escondimos el uno del otro debajo de la sábana por vergüenza”.

Tiempo después, la menor comenzó a tener náuseas y mareos, por lo que al acudir al médico y no detectarle alguna enfermedad, se detectó su embarazo.

Sin embargo, el médico Evgeny Grekov, urólogo y experto en andrología, aseguró que el niño de 10 años no puede ser papá, ya que al verificar los exámenes de laboratorio que se le aplicaron, no hay presencia de testosterona en su cuerpo.

“Verificamos los resultados del laboratorio tres veces, por lo que no puede haber ningún error. Todavía no hay ni testosterona. Y solo para agregar, él todavía tiene órganos sexuales de niño. No ha comenzado la pubertad, así que tenemos muchas preguntas”, manifestó el médico.

Según la niña, ella e Iván siguen teniendo relaciones, “pero se cuidan” y en sus redes sociales han puesto que están “casados”. La niña y su madre esperarán algunos meses para realizar una prueba de ADN y verificar que Iván es el padre del bebé.