Un niño autista de apenas ocho años perdió la vida tras sufrir de hipotermia causada por pasar la noche en el garaje de su casa en barrio de Long Island, Nueva York. Dicha parte de la casa no tenía calefacción.

De acuerdo con el informativo ABC News, el padre del niño y su pareja, quienes dejaron encerrado al niño, fueron detenidos por la policía estadounidense. A ambos se les acusa, además, de maltratar a sus otros cinco hijos.

Esta acusación se basa en la información recopilada tras la autopsia realizada al niño, reconocido como Thomas Valva, y con las cámaras de seguridad instaladas en la vivienda.

De acuerdo con medios locales, los responsables del niño se dieron cuenta que había perdido la vida hasta la mañana siguiente, cuando encontraron el cuerpo del pequeño. En ese momento llamaron a la Policía y afirmaron que su hijo había perdido el conocimiento tras haber sufrido una caída.

Cuando los agentes llegaron, el padre de familia le estaba practicando la reanimación cardiopulmonar y fue trasladado a un hospital pero nada pudo hacerse por su vida.

Sin embargo, la investigación de la Policía desmintió tal versión y aseguró que la causa del fallecimiento fue una hipotermia debido al frío que pasó durante tantas horas.

Las imágenes de las cámaras de seguridad no dejaban lugar a dudas. En ellas se veía como el hombre y su compañera de vida castigaban a los niños sin comer y les exponían a temperaturas extremas. Por ello, los hermanos pasaron a cargo de los servicios sociales.