En un hecho confuso, una niña de cuatro años perdió la vida durante el domingo, luego de ingerir veneno en el lugar donde residía en el municipio de Ilobasco, Cabañas.

La pequeña fue identificada como Azucena E. T., quien no sobrevivió a pesar de ser trasladada de emergencia al Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, en San Salvador.

La madre de la menor también ingirió la sustancia tóxica, sin embargo, ella aún vive y se encuentra ingresada en un centro hospitalario, de acuerdo con los reportes policiales.

La mujer, identificada como María Nidia Torres, de 28 años, y su hija fueron trasladados desde el caserío Arenera, cantón Las Huertas de Ilobasco, donde se originó el hecho.

De momento, se manejan varias varias versiones, las cuales no han sido debidamente confirmadas por las autoridades. Una de ellas es que la mujer dio veneno a la niña y luego ella también consumió.

Información en desarrollo.