El llanto de Noelia Matamoros rompe el silencio de la pequeña casa, en donde apenas 48 horas antes cuidaba a su primer hija, de un año y medio de edad.

Ayer la mujer se aferraba al féretro, sostenía fuerte el celular en donde estaban las últimas fotos que le tomó, el martes en la madrugada, a su niña aún viva en la sala de Emergencia del hospital público de Santa Rosa de Lima.

No ha habido nada que consuele el corazón destrozado de esa madre. Dos mujeres han tratado de consolarla, sin lograrlo.

Los vecinos han asistido en silencio y embargados de tristeza al velorio de la infante.

Noelia solo llora y dice en tono desgarrados: “Yo la quiero tener abrazada es lo que más que quiero en éste mundo, así quería verte vestidita de blanco pero en vida, celebrando tus 15 años”

Las investigaciones fiscales están casi igual que el martes pasado, cuando la niña falleció en la sala de Emergencia del hospital, luego de que fue medicada a causa de los vómitos que tenía.

Vídeos y fotografías que hizo Noelia muestran a la niña sentada en la camilla del hospital, con un catéter en la mano izquierda para suministrarle el suero. La madre los mira una y otra vez. “Hija, yo te quería ver más grande, no que murieras tan pequeña”, exclama ella.

La niña comenzó a vomitar a la medianoche del lunes. Noelia recuerda que preparó para la cena puré de papás y tomates, eso fue lo que comió la niña. En la familia nadie más enfermó, solo la infante.

La madre y la niña llegaron al hospital a las 3:45 de la madrugada del martes. Luego de ser tratada por el personal, la condición empeoró y falleció a las 5:25 de la mañana de ese día.

La abuela de la niña está igual de rota que Noelia, y se reclama haberle recomendado a su hija que fueran al hospital.

A la familia le preocupó que los vómitos fueran constantes, y que a pesar de que le daban agua para hidratarla, la infante la vomitaba.

“La niña venía viendo videojuegos en el teléfono cuando la llevábamos para el hospital; cuando ya tenía el suero me dijo: ‘mamá vamonos’”, relata la madre.

El Instituto de Medicina Legal (IML), de San Miguel, realizó la autopsia a la infante.

Los parientes retiraron el cadáver ayer en la madrugada y la velación ha sido en un caserío del municipio de Santa Rosa de Lima

El jefe de la oficina de la Fiscalía, de La Unión, Alexis Gaitán, informó que las diligencias de investigación se concretarán al establecer científicamente cuál fue la causa del deceso, por lo que están esperando el informe que realice Medicina Legal.

La fiscalía está investigando tanto a médicos como personal de enfermería e incluso a empleados administrativos.

“Como Fiscalía vamos a investigar el proceder del médico, en la praxis médica todo médico tiene un deber de cuidado, es decir tiene que seguir un protocolo para atender a los pacientes; ya está debidamente identificado por esta oficina el personal que atendió a la menor”, agregó Gaitán.

Según el Fiscal, en caso que se determine que fue negligentes en el tratamiento, ese fallecimiento tiene una calificación como homicidio culposo; lo que significa que la Fiscalía presentará la respectiva acusación en los tribunales.

En el expediente médico del hospital determina que la niña falleció por una reacción al medicamento Dimenhidrinato, el cual es usado para tratar y prevenir las náuseas, vómitos y mareos ; el fármaco pertenece a una clase de medicamentos llamados antihistamínicos.

Algunos médicos consultados por El Diario de Hoy, manifestaron que es posible que es medicina provoque un paro respiratorio y otros efectos adversos en la menor, lo que provocó la muerte.

“Cuando tienes un niño de ésta edad con problemas de vómitos, primero se tiene que hidratar de 2 a 4 horas, para luego aplicarle la dosis de medicina, pero lo más indicado es hacer de forma intramuscular, y no, endovenoso”, agregó un médico del Ministerio de Salud, que pidió omitir su identidad.

El martes pasado, el doctor Humberto Mejía, director del hospital de Santa Rosa de Lima, dijo que están haciendo las respectivas auditorías internas que corresponden según el lineamiento que tienen como hospital, así como la discusión del caso, la consulta con los expertos y con el viceministro de Salud, y después de tener todos esos resultados darán un comunicado oficial.

“Tenemos que revisar el expediente y todos los procesos, y al final se hace una conclusión que se dará a conocer a través de la oficina de Comunicaciones”, agregó Mejía.

La comunidad donde vive Noelia está consternada por la muerte de la niña, a quien recuerdan por su gusto a bailar y porque el domingo pasado fue la madrina de un equipo de fútbol de la comunidad.

El funeral de la niña será este jueves por la tarde.