mujeres

Gabriela, de 13 años, fue a visitar a un familiar a la colonia La Cima 4 el pasado 2 de marzo, y desde entonces su madre no sabe nada de ella.

María Guadalupe Ramírez comenta que su hija salió a las 8 de la noche de la casa de su tío, a quien había ido a visitar, pero nunca regresó a su vivienda.

La madre intentó llamarle al celular en varias ocasiones, pero este había sido apagado.

Según indican sus redes sociales, WhatsApp y Facebook, Gabriela realizó su última conexión a las 8:04 de la noche, exactamente la hora que salió de la colonia La Cima 4, al sur de San Salvador, hacia la colonia El Paraíso, donde vive con su familia.

“Yo fui a poner la denuncia a los seis días, pero hasta ahora no me han dado ninguna información sobre ella”, comenta la madre de Gabriela, quien vende en la calle Arce.

Gabriela es la segunda hija, de los cuatro que tiene Guadalupe, y la describe como una niña amigable que le gustaba pasar en casas y ayudar en las tareas del hogar.

Según comenta su madre, Gabriela estudiaba sexto grado en el centro escolar Monseñor Basilio Plantier, localizado en el barrio San Esteban, en San Salvador. Por el momento, las clases las recibía desde casa.

Gabriela sería la segunda alumna reportada como desaparecida de ese centro de estudios, pues desde el 3 de marzo también se encuentra desaparecido el estudiante de séptimo grado Jordin S., de 17 años.

La madre de Gabriela ha contactado a las mejores amigas de su hija, pero ninguna sabe nada de la niña desde ese día.

Ella guarda la esperanza de encontrar con vida a su hija y con el fin de que la información de su desaparición llegue a más personas, Guadalupe y su familia han colocado carteles con fotos e información de Gabriela en los postes del alumbrado eléctrico sobre la calle Arce, en el centro de San Salvador, lugar donde comercializan diferentes productos para ganarse la vida.

Fiscalía registra el doble de desaparecidos en primeros meses del año

El informe de la Fiscalía General de la República (FGR) detalla que febrero se convirtió en el mes con más desaparecidos. Al 9 de marzo había 226 casos, mientras que en 2020 fueron 106.

Las autoridades policiales han insistido que las desapariciones de personas han tenido una reducción significativa, pero según las cifras de la Fiscalía, ese tipo de casos aumentaron en los dos primeros meses de este año con respecto al mismo período de 2020.

Jeannette Aguilar, investigadora en temas de seguridad ciudadana, sostiene que “la desaparición es el delito más grave que está afectando a la sociedad salvadoreña”.