prueva avanzo

Desde tempranas horas de la mañana, los futuros bachilleres están realizando la prueba AVANZO, la primera evaluación totalmente en línea que se implementa a escala nacional.

La ministra de Educación, Carla Hananía de Varela, junto al secretario de Innovación, Vladimir Handal, y el subsecretario de Innovación, Fabrizio Mena, visitaron diferentes comunidades en La Libertad para verificar la aplicación de la prueba en las casas de los estudiantes.

«Estamos verificando en las casas de los alumnos, la mayoría ha optado por el teléfono, se sienten cómodos con ellos. Estamos optimistas y contentos de ver cómo han recibido la prueba», expresó la ministra de Educación.

Por su parte, el secretario de Innovación detalló que la mayoría de usuarios han optado por los dispositivos móviles para realizar la evaluación.

«Cerca del 90% de las personas están usando dispositivos móviles para hacer la prueba, la cual, es cómoda, se lee fácil, y no genera ningún problema», comentó Handal.

Los jóvenes accedieron a la plataforma con facilidad y explicaron que es un espacio pertinente a la formación digital que han tenido durante el 2020.

Uno de ellos fue Alexis Minero, estudiante del Instituto Nacional de Antiguo Cuscatlán, quien dijo tener altas expectativas sobre la prueba, y espera obtener buenas calificaciones para continuar estudiando una ingeniería en el futuro.

«Quiero demostrar que soy capaz de lograr mucho y AVANZO es un reto que para todos los estudiantes del país, pero es una oportunidad de sobresalir y demostrar que, a pesar de las dificultades, hemos aprendido», comentó Minero.

Los estudiantes disponen de 18 horas para resolver el test, pues la plataforma está habilitada desde las 6:00 a.m. hasta las 11:59 p.m.

 El Instituto Nacional José Damián Villacorta fue habilitado como punto de conexión para los estudiantes que reportaron no tener acceso a Internet en sus casas.

Uno de estos jóvenes fue Gustavo Orellana, quien estudia segundo año de Asistencia Contable, y dijo que la prueba le parecía interesante porque también abordaba temáticas relacionadas a sus percepciones personales.

«En mi casa no tenemos Internet por los recursos económicos, pero yo quiero salir adelante y por eso decidí hacer los ensayos y venir este día al Instituto, porque mi meta es ser un profesional y enorgullecer a mi familia», dijo Orellana.

En el centro educativo están realizando medidas de bioseguridad como la toma de temperatura y la aplicación de alcohol gel.

José David Araya, docente de informática del Instituto Nacional José Damián Villacorta explicó que para los estudiantes que se encuentran en el centro educativo, el esfuerzo ha sido mayor porque no tienen conexión o dispositivos en su casa.

«Veo interés en esta prueba y para ellos, la educación vale mucho, porque tuvieron dificultades económicas. Muchos de ellos solo tienen mamá y aun así han salido adelante y han tenido paciencia para desarrollar la prueba», dijo Araya.

Mañana, 2 de diciembre, le corresponde el turno de hacer el examen a 13,511 estudiantes de la zona oriental, en San Miguel, Usulután, Morazán y La Unión.

En total, se espera que participen cerca de 70,000 estudiantes.