El expresidente de la República, Elías Antonio Saca; y su esposa, Ana Ligia de Saca, enfrentaron ayer una audiencia preparatoria acusados por enriquecimiento ilícito en la Cámara Primera de lo Civil de San Salvador.

La Fiscalía General de la República (FGR) sostiene que los esposos no pudieron justificar un incremento patrimonial total de $4,559,621.65, basándose en el informe de Probidad que analizó el pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para determinar que existen indicios de enriquecimiento ilícito en ambos.

Uno de los fiscales de anticorrupción dijo que son cinco las irregularidades que el expresidente Saca no pudo justificar tras su declaración de patrimonio, las cuales suman $3,970,013.59. Ana Ligia de Saca suma dos irregularidades por $ 559,608, explicó el fiscal del caso.

Las irregularidades, de acuerdo con la representación fiscal, son en los “mismos rubros” observados “en razón de cuentas”, de transferencias de dinero por parte de las sociedades SAMIX, Promotora en Comunicaciones y Radiodifusión a las cuentas de ambos acusados.

El abogado defensor de Ana Ligia de Saca, Miguel Flores Durel, dijo que una de las razones por las que el caso no debe continuar es porque hay un doble juzgamiento, pues se trata de los mismos hechos que enfrenta la ex primera dama en un proceso penal aparte.

El Tribunal Cuarto de Sentencia de San Salvador está por recibir el proceso penal de Ana Ligia de Saca, después de que en la etapa de instrucción el juez considerara que hay indicios de un posible delito.

El abogado de Elías Antonio Saca, Fausto Gutiérrez, dijo ayer que la Fiscalía ha presentado como prueba las sentencias dictadas en primera y segunda instancia en los procesos penales contra el expresidente.

Los magistrados de la cámara, sin embargo, desestimaron los argumentos de la defensa y negaron existiera una rejudicialización en el caso del expresidente Saca y una “prejudicialidad penal” en contra de Ana Ligia de Saca, explicó la FGR. La audiencia continuará hoy por la mañana.