Apenas dos años tenía una niña que perdió la vida electrocutada luego de chupar el cargador de un celular, el cual se encontraba conectado a un tomacorriente.

Este trágico caso se registró en la ciudad de Jahangirabad, en India, según informa una publicación hecha por el medio local «The Times of India».

La madre de la bebé conectó su dispositivo a la corriente. Sin embargo, cuando estuvo totalmente cargado, se llevó el aparato pero dejó el cable enchufado.

La curiosidad de la pequeña, quien se quedó sola en la habitación, la llevó a tomar un extremo del cable y se lo llevó a la boca, afirman las fuentes consultadas con el medio.

Cuando el cable entró en contacto con la saliva, la niña se electrocutó. La pequeña fue trasladada al hospital, sin embargo, los médicos solo pudieron certificar su fallecimiento, ya que la descarga eléctrica había sido demasiada fuerte.

La policía cree que se ha tratado de un accidente, por lo que no han iniciado ninguna investigación al respecto contra la madre de la menor .