Scotiabank

Los trámites que se pueden realizar en cualquiera de los bancos son la mayoría.

El Banco Cuscatlán y Scotiabank, del conglomerado financiero Imperia Intercontinental, anunciaron su unificación adelantada por motivos de la actual cuarentena domiciliar vigente en El Salvador para prevenir contagios de COVID-19, un tipo de coronavirus.

Esto significa que ambos bancos prestarán la mayoría de servicios a los más de 600 mil clientes de las dos marcas en las sucursales distribuidas en el país, las cuales entre agencias, autobancos y minibancos superan el centenar. Además, pueden utilizar los más de 350 cajeros automáticos de ambas empresas.

Los trámites que se pueden realizar en cualquiera de los bancos son depósitos en cuentas de ahorro, retiros hasta de $1,000, depósitos en cuenta corriente, cambio de cheques hasta $5,000, pago de remesas familiares hasta $4,000, pago de tarjetas de crédito y préstamos y desembolsos de extra financiamientos. “En caso se requiera montos superiores el cliente deberá acudir a su agencia habitual”, aclaró el grupo.

Destacaron que uno de los principales beneficios para los clientes de Scotiabank es que “podrán recibir Remesas Familiares desde el extranjero desde más de 25 transmisores de dinero afiliados a Remesas CUSCA como MoneyGram, Ria, Sigue, Intermex entre otras, ya que previamente solo tenían acceso a enviarlas por medio de Wells Fargo”.

“En la actual coyuntura, nuestros equipos están trabajando tanto desde casa, como oficinas y agencias para poderle brindar sus servicios financieros ahora más cerca. La apertura al pago de remesas de nuestros socios transmisores afiliados a Remesas CUSCA es parte estructural de este acercamiento, ya que tenemos cientos de clientes receptores de remesa de la tercera edad que se verán beneficiados con más puntos de atención cerca de ellos”, dijo José Eduardo Luna, Director Ejecutivo de Banco CUSCATLAN.

Por otra parte, las operaciones que deberán hacerse en los bancos donde contrató el servicio son los las referidas a “modificación de información de sus productos financieros, trámites de cuentas, emisión de cheques o gerencia y giros, certificación de cheques, devoluciones o aplicaciones de pagos, entre ellos las de ciertos colectores comunes como la embajada americana que deberán realizarlas en el banco de la marca donde originalmente contrató el servicio”.

Además, informaron que “los clientes empresariales, deberán mantenerse realizando sus traslados de valores, o depósitos empresariales, así como solicitudes de Netbanking y Banca en Línea a través de su ejecutivo de atención o desde las agencias de la marca donde habitualmente lo han estado realizando.

“En cuanto a la Banca Digital, se mantendrán operando de forma independiente para los clientes de cada banco a través de bancocuscatlan.com los clientes de Banco CUSCATLAN y scotiabank.com.sv los de Scotiabank respectivamente”, indicaron.