Un hombre de 91 años que enfrenta problemas de enajenación mental por su senilidad fue condenado a 12 años de cárcel, por haber agredido a una menor desde la edad de cuatro años y medio en el año 2019, afirmó la Fiscal del caso de la Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer de la oficina de Cojutepeque.

Sin embargo, la pena impuesta por el Juzgado de Sentencia fue sustituida por medidas de seguridad ambulatoria, por su estado de salud, entre ellas, que el imputado debe de permanecer en su casa y no acercarse a niños ni adolescentes. El cumplimiento estará a cargo del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria.

De acuerdo a las investigaciones fiscales, el incriminado cometió las agresiones sexuales al interior de su vivienda, porque era el compañero de vida de la abuela materna de la menor.

Los abusos se cometieron en uno de los cantones del municipio de San Pedro Perulapán, en el departamento de Cuscatlán, cuando la niña tenía cuatro años y medio de edad, y se prologaron por cuatro años y medio, hasta la edad de 9 años.

Según el testimonio de la víctima, fue obligada a guardar silencio porque el imputado la amenazaba con un cuchillo, y le advertía que si hablaba mataría a su madre y a su abuela.

La menor decidió hablar cuando el anciano ya no vivía con ellas.